Noticias / Escuela Gallega del Paisaje

Un estudio coruñés gana el Premio Juana de Vega de Arquitectura por una vivienda unifamiliar en el casco histórico de Corcubión

13 Noviembre 2015

#premio #arquitectura

La Fundación Juana de Vega destacó la sencillez del diseño de Creus y Carrasco y la integración de manera harmónica con el conjunto de edificios tradicionales en el que se integra.

El estudio compostelano Dosesmas arquitectos S.C.P recibió un accésit por su vivienda, Choupana House, en el número 9 de la calle Luis Vázquez Parga, en Santiago.

El jurado concedió una mención especial a la casa ubicada en la Ferreirúa (Nogueira de Ramuín), en la Ribeira Sacra, del arquitecto Manuel Jorreto, por ser un buen ejemplo del que se puede hacer con pocos medios.

La sede de la Fundación Juana de Vega acogió esta mañana la lectura del fallo y la entrega del Premio Juana de Vega de Arquitectura 2015, que alcanza este año su duodécima edición. En el acto estuvieron presentes el decano del Colegio Oficial de Arquitectos de Galicia, Antonio Maroño; el presidente de la Fundación Juana de Vega, Enrique Sáez, y la directora de la Escuela Gallega del Paisaje, Isabel Aguirre, además del director de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de A Coruña, Fernando Agrasar.

El presidente de la Fundación Juana de Vega recordó que el premio tiene una clara orientación social, con el objetivo de destacar lo que se hace bien para ayudar a que la sociedad evolucione. Destacó también el hecho de que el galardón premie tanto a los arquitectos como a los propietarios de las viviendas ganadoras, ya que ambos son dos elementos fundamentales. “Los dos tienen que arriesgar un poco para hacer algo diferente”, explicó, para añadir que es muy importante la conexión que tiene la Fundación Juana de Vega con la profesión del arquitecto, ya que ambas tienen mucho que ver con la manera de reconocer el espacio físico del país y ponerlo en valor.

Por su parte, el decano de COAG afirmó que los Premios Juana de Vega de Arquitectura son uno de los hitos más importantes del año en el sector en Galicia. De los profesionales destacó su imaginación y esfuerzo para conseguir resultados brillantes, y de los propietarios su confianza en los arquitectos y el respeto a su trabajo. Concluyó manifestando que estos premios pasarán a formar parte del imaginario colectivo y de los cambios de visión en la profesión para buscar soluciones a nuevos y a viejos problemas.

Lectura del acta 

Tras las intervenciones, la directora de la Escuela Gallega del Paisaje, Isabel Aguirre, procedió a la lectura del acta del Premio. El galardón para una vivienda unifamiliar, finalizada en el 2014, fue concedido a los arquitectos Juan Creus y Covadonga Carrasco por su obra Casa Chao, situada en el casco histórico de Corcubión (A Coruña). El jurado destaca el aprovechamiento logrado en un solar estrecho de larga fachada lateral y la sencillez del diseño de esta, en blanco con una pliegue en el centro, que convive de manera harmónico con el conjunto de edificios tradicionales en el que se integra, aportando una nota de modernidad que lo enriquece. También hace falta subrayar la eficaz distribución interior para cumplir con los objetivos de los promotores y el uso equilibrado de materiales diversos (cemento, madera, mármol) que consigue un contorno bien resuelto hasta el detalle y, al mismo tiempo, confortable y luminoso.

Dosesmas arquitectos S.C.P. logró el accésit por su vivienda Choupana House, en la calle Luis Vázquez Parga, nº 9, en Santiago de Compostela. El edificio se sitúa en un conjunto de casas baratas de un barrio popular de Santiago y se adapta perfectamente a las limitaciones del respeto de la fachada y volúmenes que exige el Plan General. De hecho, se trata casi de un edificio dentro de otro que se abre hacia el patio posterior, de orientación sur, para recoger la luz y el calor. La casa se resuelve con un diseño actual, economía de materiales y buena adaptación a los espacios permitidos. Hace falta destacar que sus promotores, personas de edad avanzada, apostaron por un diseño muy moderno hecho por arquitectos jóvenes.

El jurado decidió otorgar una mención destacada a la casa ubicada en La Ferreirúa (Nogueira de Ramuín), en la Ribeira Sacra, del arquitecto Manuel Jorreto, por ser un buen ejemplo del que se puede hacer con pocos medios, respetando una edificación representativa de la arquitectura popular y muy bien integrada en un entorno paisajístico excepcional.

El jurado 

El integrantes del jurado de esta duodécima edición fueron el decano del COAG, Antonio Maroño Cal (presidente); la directora de la Escuela Gallega del Paisaje, Isabel Aguirre (secretaria) y los vocales Enrique Sáez (presidente de la Fundación Juana de Vega), Fernando Agrasar (director de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la UDC), y los arquitectos y expertos en arte Gonçalo Byrne, Manuel Caamaño, Salvador Fraga y Xavier Seoane.


Comentarios