Novas / Outras

As directrices para o territorio garantirán un modelo sostible

"Galicia é un territorio en forte proceso de desenvolvemento que require ordenar e protexer as súas posibilidades de crecemento para facer do seu territorio un activo permanente".

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo defendía de esta manera la necesidad de aprobar las Directrices para a Ordenación do Territorio (DOT), que su gobierno impulsó y que actualmente se encuentran en periodo de exposición pública para recibir las alegaciones y consideraciones oportunas.

El objetivo de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructras, que dirige Agustín Hernández, es que las Directrices estén aprobadas antes de que finalice el presente año y antes de la aprobación definitiva del Plan de Ordenación del Litoral.

Las DOT son un instrumento que permitirá la preservación del territorio, al mismo tiempo que potenciará aquellos elementos de identidad y de diferenciación. Además, ordenará aspectos fundamentales como el grado de cobertura de los servicios públicos, la calidad de los espacios residenciales, la eficiencia del transporte, el uso racional de los recursos naturales y la preservación y mejora de las masas de agua y del paisaje.

Las Directrices se establecen para garantizar el impulso coherente de un modelo territorial fuerte y solvente, capaz de servir a Galicia y a su ciudadanía ante el reto al que se enfrentan. Supone un modelo territorial que pretende corregir los desequilibrios heredados y que tiene vocación de procurar un desarrollo sostenible y de calidad de vida en Galicia.

El documento establece cuatro tipos de asentamientos básicos: regiones y áreas urbanas, sistema urbano intermedio, nodos para el equilibrio del territorio y núcleos principales municipales y parroquiales. Las regiones y áreas urbanas se definen como espacios dinámicos de crecimiento económico y de población. Las áreas urbanas son aquellos espacios configurados alrededor de las siete ciudades de Galicia: Vigo, A Coruña, Santiago, Ourense, Lugo, Pontevedra y Ferrol. Por su parte, el sistema urbano intermedio lo forman los núcleos de mediano tamaño entre los 7.000 y los 20.000 habitantes, "centros dinámicos social y económicamente enfocados a asumir una mayor centralidad y protagonismo".

Los nodos para el equilibrio del territorio son un conjunto de núcleos distribuidos por todo el territorio, capaces de acoger funciones urbanas básicas para garantizar el acceso de la población rural a los servicios que la sociedad actual requiere. Por último, se contemplan los núcleos principales municipales y parroquiales, distribuidos para fijar población.

Los criterios fundamentales que constituyen las líneas estratégicas de la nueva política territorial se orientan a favorecer la armonización y el desarrollo de las ciudades, fortalecer los núcleos tradicionales y el litoral, mejorar la accesibilidad y movilidad, proteger el patrimonio natural y cultural, promover una mayor eficiencia ambiental y afianzar el protagonismo exterior de Galicia,

Según el conselleiro Agustín Hernández "as Directrices marcan un antes e un despois na planificación e na xestión do territorio. Teñen vocación de ser a clave de bóveda dun proxecto común que é Galicia e que se reflicte no devir do seu territorio". Hernández destacó que las directrices aportarán "seguridade xurídica" a los ayuntamientos, "ó crear un marco lóxico para todo o territorio".

Hernández añadió que el texto apuesta "por la innovación de las distintas realidades territoriais" y por un "crecemento urbano compacto", con especial atención a los criterios ambientales y al rural.

El conselleiro también hizo hincapié en que el texto está actualizado con la incorporación de todas las leyes aprobadas desde 1995 sobre territorio, desde la Lei da Paisaxe hasta la última reforma de la Lei do Solo o la ley estatal de sostenibilidad.

También subrayó que, frente a anteriores propuestas, esta vez se hace "máis explícita" la necesidad de coordinación entre administraciones. Además, el conselleiro indicó que las Directrices para a Ordenación do Territorio fijan que las villas y pequeñas ciudades estarán conectadas con las áreas urbanas por vías de altas prestaciones.

La importancia del documento y su trascendencia la resumió así Núñez Feijóo: "Tal e como dixera Cunqueiro no século pasado, debemos pensar nunha Galicia única e integrada, que compita en pe de igualdade con outros territorios nun escenario internacional cada vez máis globalizado e no que a calidade do noso territorio se converta nun activo para as xeracións vindeiras".

Fuente: El correo gallego


Comentarios