La Fundación Juana de Vega reunió en Oleiros a investigadores, técnicos, productores y empresarios de la distribución del kiwi de Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco y Portugal en una jornada técnica dedicada a la calidad, análisis sensorial y estudios de consumidores.

En el mismo acto se presentó la Federación Española del Kiwi recientemente constituida y que tiene por objeto "el fomento y la expansión del cultivo" de esta fruta en la península ibérica.

Oleiros, 31 de marzo de 2009.- La Fundación Juana de Vega reunió hoy en Oleiros a representantes del sector del kiwi, desde productores hasta comercializadores, para analizar los aspectos que inciden en la calidad, el sabor del fruto y cómo desarrollar estudios de consumidores.

Esta jornada se enmarca dentro del proyecto de investigación que promueve y financia la Fundación para la mejora de la calidad del Kiwi producido en Galicia y en el que participan la Estación Fitopatolóxica do Areeiro de la Diputación de Pontevedra y la empresa The Trading House Amodia, S.L.

El proyecto de investigación que tiene una duración de tres años, tiene por objeto determinar las variables que inciden en diversas propiedades cualitativas del fruto del kiwi –materia seca, almidón, acidez y nutrientes- parámetros que están directamente relacionados con la conservación a largo plazo y las características organolépticas del kiwi, todo ello con el fin de obtener un fruto de máxima calidad posible, que permita mantener la rentabilidad del cultivo al ser identificado por el consumidor y primado por el mercado.

La importancia del sector del Kiwi en Galicia.
Galicia cuenta con 500 hectáreas de producción de kiwi, lo que supone el 62,5 por ciento del total de España. Además, estas plantaciones se encuentran principalmente en el sur de Pontevedra -300 hectáreas en el Baixo Miño y 45 en Tomiño-, aunque otro foco se sitúa en el entorno de la comarca de Ferrol. Le sigue en orden de importancia Asturias con un 25% de la producción y País Vasco y Cantabria, con aproximadamente un 5% cada una de ellas de la producción total.

Galicia, por sus condiciones climáticas y edafológicas tiene un gran potencial de producción y además un mercado próximo como es el resto de España, que en la actualidad se configura como el país con mayor consumo de kiwi per- cápita a nivel mundial -supera los dos kilos por persona al año- mientras que sólo produce el 10% de lo que consume y el resto se importa de los grandes productores (Italia, Nueva Zelanda, Francia y Chile).

“En este entorno, la apuesta por la calidad es determinante y debe tenerse muy en cuenta ante cualquier proceso de nuevas plantaciones” - indicó José Manuel Andrade, director de la Fundación Juana de Vega.

La Federación Española del Kiwi.- aglutina las asociaciones de kiwicultores existentes en la península, y tiene por objeto, según palabras de su Presidente, el Gallego D. José Antonio Estévez, “prestar servicios a los colectivos territoriales, actuar como interlocutor con las administraciones públicas autonómicas y estatales y fomentar la expansión del cultivo de esta fruta. La Federación también se encargará de analizar los problemas del sector y de buscar soluciones, así como de promover la investigación y la innovación en los métodos y las técnicas empleadas para el cultivo, conservación y distribución de la producción”.

La jornada organizada por la Fundación Juana de Vega sirve de foro de encuentro y de transferencia de conocimiento entre todos los actores implicados en la producción y distribución de un producto, que en Portugal ya ha sido considerado como un producto agrícola estratégico.


Comentarios