La Fundación Juana de Vega concede a la cooperativa Vélaro el I Premio al Emprendimiento Agroalimentario

Share

La Fundación Juana de Vega acogió hoy durante toda la jornada en su sede en Oleiros la presentación de los 11 proyectos que en este 2023 estuvieron creciendo y desarrollándose al amparo de su XI Programa de Apoyo a Empresas Agroalimentarias para continuar “tejiendo el futuro de la Galicia rural”, como reza el lema de esta iniciativa de asesoramiento especializada, intensiva y gratuita que la entidad mantiene con fondos propios desde 2012. “El apoyo a los emprendedores es una tarea central para la Fundación Juana de Vega. Son agentes dinámicos de la sociedad civil que crean riqueza. Ellos aprenden aquí a consolidar y a hacer crecer sus iniciativas y nosotros aprendemos de ellos nuevas oportunidades de mejora de nuestro sector rural”, aseguraba Enrique Sáez Ponte, presidente de la entidad, en la inauguración.

El objetivo del encuentro fue que Juan y Severino, Boris y Eva, Romina y Sergio, Amaia y Raquel, otra Raquel, Alejandro y Stanislav, Pepe, Vanessa y Óscar dieran a conocer públicamente, tras casi 700 horas de tutorización, los proyectos que en los pasados doce meses han madurado por toda la comunidad. En Boborás, O Bolo, Alfoz, Lourenzá, Lugo, Palas de Rei, Vilalba, A Capela, A Laracha, Sobrado dos Monxes o Tomiño. También fue el momento de presentarlos a potenciales proveedores, clientes, financiadores o incluso asociados clave. De hecho, entre los asistentes al demoday había representantes de las principales distribuidoras alimentarias de Galicia.

La novedad de esta edición fue la entrega del I Premio al Emprendimiento Agroalimentario a la cooperativa Vélaro de productores de ovino y de caprino (sede Lugo), entre las cinco iniciativas de esta modalidad. Los otros candidatos eran: recuperación del porco silleiro en la aldea modelo de Penedo (Boborás); Color Caléndula para cría combinada de pescados y cultivo de hortalizas a través del método de la acuaponía (Vilalba); Porto do Corgo para transformación de derivados de la castaña (A Capela); y Raquel Biskaia, de producción de vino natural y de autora (O Bolo).

El jurado destacó la necesidad de apoyar este tipo de iniciativas de economía social que aglutinan una producción cárnica con gran potencial en Galicia y que, al tiempo, juega un papel muy importante en la gestión del territorio.

Gracias al apoyo de la Fundación Juana de Vega en este 2023, detectaron los problemas internos y definieron soluciones con el objetivo de convertirse en referentes en comercialización y distribución de la carne de las ganaderías asociadas. Vélaro, constituida en 2011, agrupa a casi un centenar de productores de las 4 provincias. Es la única cooperativa de ovino y caprino en Galicia. El galardón está valorado en un cheque equivalente a 3.000€ en sesiones de apoyo durante 5 meses.

El jurado estuvo integrado por José Luis Cabarcos, director de la AGACAL (Agencia Gallega de Calidad Alimentaria); Patricia López, jefa del servicio de Fomento del Emprendimiento de la Consellería de Promoción del Empleo e Igualdad; José Manuel López, director comercial de Caixa Rural; Enrique Sáez, presidente de la Fundación Juana de Vega; José Manuel Suárez, coordinador del Programa de Apoyo a Empresas Agroalimentarias; y Loly Martínez, tutora del mismo.

Consolidación: de shiitake en contenedores a cítricos eco
Tras la presentación de los proyectos de la modalidad Emprendimiento, la sesión de tarde estuvo dedicada a las empresas en activo que confiaron en la Fundación Juana de Vega para darle un impulso a sus negocios. Es el caso de Alejandro Sánchez, de Abeiro da Loba (Sobrado dos Monxes), que dimensionará el cultivo de shiitake, entre otras setas, en cámaras de cultivo de última generación junto a su socio eslovaco, Stanislav Nagy. O de Vanessa Silveira, que encontró el apoyo técnico para especializar su hortícola Horta das Táboas (A Laracha) en base a la agricultura rexenerativa.

Por su parte, Óscar Álvarez, bombero de profesión que estableció en Tomiño la primera plantación comercial de cítricos en ecológico inscrita en el CRAEGA, siguió los consejos del nuevo plan económico para expandir sus terrenos al otro lado del Miño, en el país vecino. No caso de la cooperativa Terras da Mariña, comercializadora de la IGP Fabas de Lourenzá, en el Programa los guiaron para ordenar su estrategia interna. Por motivos personales, Casa Barbeiro (Alfoz) y la cooperativa LeiteSin Máis (Palas de Rei / Monterroso) no pudieron acudir a presentar su proyecto.

“Nosotros les ayudamos a desarrollar modelos de negocio factibles y viables, minimizando en la medida posible los riesgos derivados de su puesta en marcha, que siempre dependen de muchos factores externos y también internos”, explicaba José Manuel Andrade, director de la Fundación Juana de Vega.

Implicación 100%
En estos once años, el Programa de Apoyo a Empresas Agroalimentarias fue evolucionando y adaptándose a la demanda de la sociedad y de las necesidades de las personas, “sin las que no sería posible. Este programa es para ayudar a la gente porque son las personas las que crean las oportunidades que necesitamos para generar riqueza en los espacios rurales y mantener un rural vivo y dinámico”, puntualizaba Andrade Calvo.

Si en una primera etapa, el Programa nació para ayudar a emprendedores que buscaban una oportunidad en el rural tras la crisis económica de 2012, siete años después (2019) se abrió a empresas en activo con gran acogida. Una prueba de su éxito es que más del 92% de las iniciativas acompañadas hasta el momento mantienen su actividad a los tres años de vida, una cifra superior a la media de supervivencia de las empresas emergentes en España. “Son datos muy buenos, que ponen de manifiesto que los proyectos empresariales vinculados al rural, vinculados a la tierra, son más resilientes que otro tipo de iniciativas”, valoró José Manuel Andrade, que además destaca “el elevado nivel de compromiso de los participantes”.

Inscripción en la edición 2024
Hasta el próximo martes, 5 de diciembre estará abierta la inscripción en la edición 2024 en la web https://programadeapoyo.juanadevega.org. Podrán anotarse emprendedores o empresas relacionadas con el sector agroalimentario, marisquero, forestal o pesquero, además de la bioeconomía, proyectos de base tecnológica o servicios relacionados.

La decena de seleccionados optan a un año de asesoramiento gratuito, especializado e intensivo, para poner en marcha su idea emprendedora, recuperar una explotación familiar o impulsar un negocio en activo que precise abordar procesos de crecimiento o de consolidación para así fortalecer el tejido productivo del rural de Galicia.

Enrique Sáez Ponte, presidente de la Fundación Juana de Vega: «El apoyo a los emprendedores es una tarea central para la Fundación Juana de Vega. Son agentes dinámicos de la sociedad civil que crean riqueza. Ellos aprenden aquí a consolidar y hacer crecer sus iniciativas y nosotros aprendemos de ellos nuevas oportunidades de mejora de nuestro rural”.