Noticias / Investigación

La Xunta y la Fundación Juana de Vega plantan mil robles en Trasmiras en el marco de su proyecto para conservar el patrimonio natural de alto valor genético

La conselleira Ángeles Vázquez participó esta mañana en el ayuntamiento de Trasmiras en la plantación de 1.000 robles, en el marco de un convenio de colaboración con la Fundación Juana de Vega

El proyecto, financiado íntegramente por la Fundación Juana de Vega, con una aportación de 120.000 euros, tiene como objetivo conservar, potenciar y mejorar los recursos genéticos propios de nuestra comunidad, en concreto el roble gallego

Este campo de experimentación se suma a los existentes en Chantada y Santa Comba, parcelas todas ellas cedidas en su día por el Banco de Tierras al Ingacal para su estudio y trabajo

Oleiros, 6 de febrero de 2018.- La conselleira del Medio Rural, Ángeles Vázquez, participó ayer en el ayuntamiento ourensano de Trasmiras en la plantación de 1.000 robles, en el marco de un convenio de colaboración con la Fundación Juana de Vega para la potenciación y mejora del roble gallego. Allí, la conselleira destacó que este tipo de proyectos permiten conservar el patrimonio natural de Galicia y reforzar las variedades autóctonas a través de una red de parcelas de alto valor genético.

Este proyecto, en el que trabajan el centro de investigación forestal de Lourizán, el Instituto Gallego de la Calidad Alimentaria ( Ingacal) y la propia Fundación Juana de Vega, tiene como finalidad crear una serie de plantaciones de Quercus robur más variadas que las que existen en la actualidad. Su inversión ascendió a 120.000 euros, que fueron aportados íntegramente por la Fundación Juana de Vega. Para abordar el proceso se están reuniendo árboles de diferentes orígenes geográficos de la misma zona climática, con el objetivo de lograr parcelas con un alto valor genético en terrenos propiedad de la comunidad autónoma.

Ángeles Vázquez incidió en que este trabajo va precisamente en consonancia con los puntos marcados en la revisión del Plan Forestal de Galicia. En este sentido, señaló que se pretende aumentar la superficie arbolada ocupada por pinares y bosques de frondosas caducifolias, de forma que se favorezcan sobre todo bosques de especies propias como es el caso de los robles, frente a la expansión de especies foráneas. La conselleira matizó que es importante favorecer la alternancia, discontinuidad y diversidad del paisaje forestal gallego pero siempre apostando por las variedades autóctonas y contribuyendo a la mejora de la biodiversidad.

Campos de experimentación

Los campos de experimentación donde se lleva a cabo este proyecto están localizados en tres predios, propiedad del Banco de Terras, de las provincias de A Coruña, Lugo y Ourense. En el primero caso, está en el ayuntamiento de Santa Comba y tiene una extensión de 9.500 metros cuadrados; otro en el ayuntamiento lugués de Chantada, con una superficie de 6.959 metros y, por último, la ubicada en el ayuntamiento de Trasmiras, con 9.968 metros.

Después de una primera fase donde se llevaron a cabo labores de replanteo durante el verano y la preparación del terreno en otoño, se comienza ahora con la plantación de ejemplares seleccionados previamente en dos viveros de Lugo y Pontevedra.


Actividades relacionadas

Implantacion de rodales selectos mejorados de carballo (Quercus Robur) en masas comunes o terrenos públicos de Galicia

La Fundación Juana de Vega impulsa y financia un proyecto de investigación que desarrollará el Centro de Investigación Forestal de Lourizán de la Xunta de Galicia para la mejora genética del rob...


Comentarios