Premio Juana de Vega de Intervenciones en el Paisaje 2009

Fallo del jurado:
Viviendas unifamiliares

Premiados

Premio

Obra: Vivenda unifamiliar en Vilariño - Aldán
Arquitecto: Alfonso Penela Fernández

Accesits

Obra: Vivenda unifamiliar en Villagarcía de Arousa
Arquitectos: José Luis Recuna Cuiña y José María Fernández Dapena

Accesits

Obra: Vivenda no lugar de Piñeirón (Ribadumia)
Arquitectos: Jaime Rodríguez Abilleira y Santiago Pintos Pena

Acta final del jurado

El 14 de septiembre de 2009, a las 21.00 horas, se reúne el jurado en Carril (Villagarcía de Arosa), integrado por las siguientes personas:

Presidente en funciones
Xosé Manuel Casabella López
Secretario
Enrique Sáez Ponte
Vocales
Manuel Caamaño Suárez
Gonçalo Byrne
Salvador Fraga Rivas
Francisco Xavier Seoane Rivas
Manuel de la Iglesia Pérez (*)

(*)Asiste en representación de Celestino García Braña.

Durante todo el día, se visitaron las 7 viviendas preseleccionadas en la sesión del 17 de julio. Además, se visitó una de las dos (situada en Vilanova de Arosa) que habían sido separadas para analizar su posible inclusión en el proceso de selección. El día 3 de setiembre una delegación compuesta por tres miembros del jurado, visitó la otra obra que estaba en las mismas circunstancias, situada en Bergondo.

El jurado hace una detenida valoración, limitada a las siete viviendas preseleccionadas inicialmente, y toma por unanimidad los siguientes acuerdos:

  1. Conceder el Premio Juana de Vega de Arquitectura, para viviendas unifamiliares terminadas en el 2008, al arquitecto Alfonso Penela Fernández, por su obra en Vilariño - Hio (Cangas). El jurado valoró especialmente el complejo y, al mismo tiempo, elegante diseño de la casa, que puede funcionar como una sola vivienda o como cuatro viviendas unifamiliares. El edificio tiene rasgos navales que se pueden apreciar en sus cubiertas de zinc que hacen recordar a barcos invertidos, en las elaboradas soluciones constructivas, como la estructura metálica, o en los elementos de compartimentación interiores, como el mobiliario encastrado y las escaleras retráctiles, las puertas de comunicación o la cuidada piel de madera de cedro y roble. El conjunto, presidido por las tres cubiertas de fuerte personalidad, se integra perfectamente en el núcleo marinero en el que se sitúa y que también se ve reflejado en los corredores exteriores, o en los pequeños callejones que separan y unen los cuerpos del edificio.
  2. Conceder un accesit a las siguientes obras:
    • Vivienda en Vilagarcía de Arousa de los arquitectos José Luis Recuna Cuíña y José María Fernández Dapena por el difícil logro de crear espacios de intimidad en un entorno semiurbano agresivo, con la presencia de una nave industrial al lado de la parcela y de una carretera de acceso al puerto, con mucho tráfico de vehículos pesados. La construcción envuelve cariñosamente un jardín posterior, que es un remanso de paz en torno a una piscina, al mismo tiempo sus formas, fruto de un diseño muy cuidado, transmiten equilibrio y resuelven con eficacia el programa de la casa.
    • Vivienda en el lugar de Piñeirón (Ribadumia) de los arquitectos Jaime Rodríguez Abilleira y Santiago Pintos Pena. Destaca el jurado la buena combinación lograda entre los edificios antiguos rehabilitados y la nueva construcción, añadida para cumplir el programa funcional planteado por los promotores. Es especialmente salientable la harmonía de los espacios de interconexión de los elementos nuevos y antiguos, así como la calidad constructiva de un conjunto integrado, que levita sobre una hectárea de emparrado de uva albariño.
  3. Destacar, entre los finalistas, la obra presentada por Martín de Cominges Carvallo en Aios (Sanxenxo). Un edificio que sobresale por añadir a una arquitectura actual un elemento dominante en las Rias Baixas: el granito. Gracias a la buena combinación de elementos constructivos y al equilibrio formal, la vivienda se incorpora con naturalidad a una ladera de casas expandidas sobre el mar, frente a la Isla de Ons.